1
LA NUTRICIÓN DE LAS PLANTAS
Florentino Sánchez Martín


Las plantas son seres vivos capaces de fabricar su propio alimento.
Los alimentos que tomamos las personas y los animales proceden de las plantas.


Para fabricar su alimento, las plantas necesitan agua, sales minerales, dióxido de carbono y luz solar.


Las plantas toman el agua y las sales minerales por la raíz, a través de unos pelillos muy finos llamados pelos absorbentes.


El agua se la proporcionamos cuando regamos a las plantas.


Las sales minerales son unas sustancias que hay en el suelo y que se disuelven en el agua. Cuando las sales minerales se agotan, las personas añadimos fertilizantes como el estiércol o el abono.


El agua y las sales minerales forman la savia bruta que sube hacia las hojas por los vasos leñosos.


El dióxido de carbono es un gas que forma parte del aire y que expulsamos los seres vivos al respirar, los vehículos al funcionar y cuando se quema algo.


Las plantas toman el dióxido de carbono del aire por las hojas, por unas aberturas muy pequeñas llamadas estomas.


La fotosíntesis es el proceso que realizan las plantas para fabricar sus alimentos.
Las plantas realizan la fotosíntesis en las hojas con la ayuda de la luz solar y desprenden oxígeno, que pasa a la atmósfera.
Todo el oxígeno del aire procede de la fotosíntesis.


La savia elaborada es una mezcla de la savia bruta y el dióxido de carbono y de la energía de la luz solar. Es el alimento de la planta y se reparte por toda la planta por los vasos liberianos.


La fotosíntesis se realiza así:
- El agua y las sales minerales suben desde la raíz hasta las hojas por el tallo.
- En las hojas se unen con el dióxido de carbono y con la luz del sol.
- Y se transforman en alimentos y oxígeno.