1
LOS GRIEGOS
Florentino Sánchez Martín


Los griegos llegaron hacia el siglo VI a. C., procedían de Grecia y se establecieron en la costa mediterránea, donde fundaron colonias para comerciar con los metales, la sal y el esparto de la península ibérica. Fundaron colonias como Rhode (Rosas), Emporion (Ampurias), Sagunto y Denia.


Los antiguos griegos vivían en polis, que eran pequeñas ciudades independientes. Cada una tenía sus gobernantes, leyes y ejército propio.
Las principales polis fueron Atenas y Esparta. En las polis elegían a sus gobernantes, así surgió la democracia.


Muchas polis organizaban expediciones por el Mediterráneo para buscar tierras donde cultivar y comerciar. Allí fundaban colonias, nuevas ciudades donde conservaban su forma de gobierno, sus costumbres y sus creencias.


Las colonias estaban fortificadas y las partes más importantes eran la acrópolis y el ágora.
La acrópolis era la zona en la que se situaban los edificios más importantes, como los templos.


Las colonias estaban fortificadas y las partes más importantes eran la acrópolis y el ágora.
El ágora era la plaza donde se organizaba el mercado y se reunían los ciudadanos para pasear o debatir.