1
LEGADO ROMANO
Florentino Sánchez Martín


La romanización es el proceso por el que los hispanos adoptaron las costumbres, la lengua y leyes de los romanos.


La romanización comenzó con los legionarios, que eran los soldados del ejército romano. Estos se establecieron en poblados y los convirtieron en ciudades.



Los romanos eran politeístas, es decir, creían en numerosos dioses. Para darles culto, construyeron templos.


En el siglo I comenzó a extenderse por todo el imperio una nueva religión, el cristianismo. Al principio los cristianos fueron perseguidos pero con el paso del tiempo, el cristianismo se convirtió en la religión oficial de todo el imperio.


Los romanos difundieron su idioma, el latín, que sustituyó a las lenguas que se hablaban en la Península antes de la conquista. Sólo quedó una lengua prerromana, el euskera.



Los romanos eran excelentes constructores. Construían con dos nuevos materiales; el cemento y el hormigón.
Los edificios los adornaban esculturas, decoraban sus paredes con pinturas y los suelos los cubrían con mosaicos.



En España se conservan importantes construcciones romanas, como el acueducto de Segovia, las murallas de Lugo, el teatro de Mérida o el puente de Alcántara.