1
SECTOR SECUNDARIO
Florentino Sánchez Martín

El sector secundario comprende las actividades que transforman las materias primas en productos elaborados.
En España trabajan en el sector secundario un tercio de la población activa.


Las actividades del sector secundario son la artesanía, la industria, la minería, la construcción y la obtención de energía.

La industria española tiene planteados graves problemas. Algunos de ellos son:
- La escasez de materias primas y de energía.
- La dependencia de tecnología extranjera.
- Y la competencia de productos asiáticos más baratos.

La industria española se concentra en algunas regiones, que cuentan con mejores comunicaciones, más capital y abundante mano de obra cualificada.
Las principales zonas industriales son Cataluña, Madrid, el País Vasco y las provincias de Valencia, Zaragoza y Valladolid.

Las industrias básicas transforman las materias primas en productos elaborados para otras industrias.
Las industrias metalúrgicas y químicas localizadas en el País Vasco, Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía.

Las industrias de bienes de equipo producen herramientas y maquinaria que necesitan otras industrias.
Las industrias que obtienen máquinas, automóviles, barcos y material eléctrico localizadas en Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.

Las industrias de bienes de consumo fabrican productos destinados directamente para el consumo de las personas.
Las industrias de la alimentación, la textil, la del mueble, del calzado y la de artes gráficas. Están localizadas en toda España.

La minería española es poco importante. Los principales minerales son el carbón, el cobre, el plomo, el zinc y el estaño; poco rentables por la escasez de producción y las dificultades de extracción.
Se mantienen minas de carbón en Asturias, León y Teruel.

Las industrias orientadas a la producción de energía eléctrica son muy importantes.
La energía eléctrica se obtiene del carbón, del petróleo, del gas natural, del agua, del sol y del viento.

Consiste en la construcción de edificios y obras públicas, como puentes y carreteras.
En la actualidad es la más destacada por el número de trabajadores que ocupa y por el dinero que mueve.
En los últimos años ha entrado en una profunda crisis.