1
La población de España
Florentino Sánchez Martín

La población absoluta de un territorio es el número total de personas que viven en ese territorio.
La población absoluta se conoce a través de los censos, que se realizan cada diez años.

En el censo figuran todas las personas que han nacido en España y los extranjeros que tienen la nacionalidad española.
La población actual de España es de unos 50 millones de habitantes.

Las Comunidades con mayor población son Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.
Y entre las Comunidades de menor población destacan La Rioja, Cantabria y Navarra.

El crecimiento natural es la diferencia entre el número de personas que nacen (natalidad) y el número de personas que mueren (mortalidad) en un lugar durante un año.
El crecimiento natural de España es positivo debido a la disminución de la mortalidad a causa de la mejora en la alimentación y las mejoras en la medicina y la higiene.

Las migraciones son los desplazamientos de la población que suponen un cambio de residencia
Se producen por causas naturales y sociales.
En la actualidad España ha pasado de ser un país del que emigraban las personas a ser un receptor de inmigrantes. Éstos proceden de países sudamericanos (Colombia y Ecuador), países del este de Europa (Rumanía, Polonia o Hungría) y de los países del norte de África (Marruecos).

La densidad de población es la relación que existe entre la población absoluta de un territorio y su extensión.
Se calcula dividiendo el número de habitantes por el número de kilómetros cuadrados.

La Comunidades con mayor densidad de población son: Madrid, País Vasco, Canarias y Cataluña.
Y entre las de menor densidad de población están Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León y Extremadura.

La población de España ha crecido mucho en el último siglo. El crecimiento se debe al aumento de la natalidad y a la disminución de la mortalidad por el avance de la medicina y de la higiene.
La población española tiende al envejecimiento a causa del aumento de la población adulta por el retraso de la mortalidad.

La población de España no se reparte de manera uniforme:
- La mayor parte de la población se concentra en las costas, las llanuras, las zonas templadas y las grandes ciudades. Los lugares donde hay más trabajo y mejores servicios.
- Dentro de una provincia, la población se concentra en las ciudades, mientras que el campo está casi despoblado.