1
LOS CLIMAS DE EUROPA
Florentino Sánchez Martín

La mayor parte de Europa se encuentra dentro de la zona templada del hemisferio norte y tiene un clima templado, con tres variantes: atlántico, continental y mediterráneo; una pequeña parte al norte está dentro de la zona fría y tiene un clima polar.
Las cimas de los sistemas montañosos tienen clima de montaña y en las islas Canarias hay clima subtropical.


El clima atlántico se extiende por el oeste de Europa, por las Islas Británicas y por gran parte de la cuenca del río Danubio.

El clima atlántico se caracteriza por tener temperaturas suaves y precipitaciones abundantes, durante todo el año.
La vegetación está formada por bosques de hoja caduca, como hayas, robles y castaños y grandes praderas naturales.

El clima continental se extiende por el centro y este de Europa.
Se caracteriza por tener temperaturas extremas, muy frías en invierno y calurosas en verano; y precipitaciones escasas.

En la vegetación del clima continental predominan las praderas, enormes extensiones de terreno cubierto de hierba; la estepa, con escasa vegetación, y en las regiones más frías es característica la taiga, que es un bosque de pinos y abetos.

El clima mediterráneo ocupa las zonas costeras del sur de Europa.
Se caracteriza por tener temperaturas suaves en invierno y cálidas en verano, y precipitaciones escasas e irregulares y se concentran el primavera y otoño.

La vegetación del clima mediterráneo está formada por bosques de hoja perenne, como la encina, el alcornoque y el pino; y matorrales y arbustos, como el tomillo, la jara y el romero.

El clima polar ocupa el norte de Europa.
Se caracteriza por tener las temperaturas muy bajas durante todo el año y las precipitaciones escasas.
El paisaje vegetal que predomina es la tundra, formada por musgos y líquenes.

El clima de montaña es propio de las cumbres de las grandes montañas de Europa.
Se caracteriza por tener los inviernos muy fríos y los veranos suaves y las precipitaciones abundantes, normalmente en forma de nieve.
La vegetación es escasa y está formada por bosques y prados.

El clima subtropical es propio de las islas Canarias.
Se caracteriza por tener las temperaturas suaves y las precipitaciones son escasas.
La vegetación es rica en especies autóctonas como laurisilva, pino canario, tabaiba, aulaga y drago.