1
LA PRODUCCIÓN DE ELECTRICIDAD
Florentino Sánchez Martín

Las centrales eléctricas se encargan de producir corriente eléctrica, que es el tipo de energía más utilizada por las personas.
En las centrales eléctricas se produce la energía eléctrica mediante un generador.

Un generador es una máquinas en cuyo interior hay imanes y bobinas de hilos conductores que pueden girar. Al girar las bobinas cerca de los imanes se produce la corriente eléctrica.
Para hacer girar el generador se emplean turbinas.


Una turbina es una hélice o rueda dentada que gira aprovechando la energía mecánica del agua corriente o de un chorro de vapor de agua a presión.

Existen distintos tipos de centrales eléctricas, dependiendo de la fuente de energía que utilizan:
- Centrales hidroeléctricas.
- Centrales eólicas.
- Centrales térmicas.
- Centrales nucleares.
- Centrales solares térmicas.
- Y centrales solares fotovoltaicas.



Las centrales hidroeléctricas utilizan la energía mecánica del agua para hacer girar una turbina.



Las centrales eólicas emplean la energía mecánica del viento para mover la turbina.

Las centrales térmicas aprovechan la energía química almacenada en un combustible, como el carbón, el petróleo o el gas natural para producir vapor. Este vapor hace girar la turbina.

Las centrales nucleares aprovechan el calor que genera la energía nuclear del uranio o del plutonio, para producir vapor de agua que hace girar la turbina.

- Las centrales solares térmicas emplean el calor del sol para producir el vapor de agua que mueve a la turbina.
- Las centrales solares fotovoltaicas utilizan unas placas solares que producen corrientes eléctricas cuando reciben la luz.

La energía eléctrica producida en las centrales eléctricas no puede almacenarse. Por eso, debe repartirse y emplearse según se produce. Desde las centrales eléctricas se transporta por medio de los tendidos eléctricos hasta los lugares donde se consume.


Los tendidos eléctricos llevan energía de alta tensión y cuando llega a las ciudades se rebaja la tensión para su uso en las viviendas.


La mayor parte de la energía que utilizamos es energía eléctrica o energía de los combustibles.


La mayor parte de la energía eléctrica que se consume en España procede de los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo o el gas natural.


El uso de la energía causa problemas como el agotamiento de los recursos, la contaminación, el calentamiento global, la lluvia ácida y los residuos radiactivos.