1
TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES
Florentino Sánchez Martín


Aunque procuremos prevenir las enfermedades, en ocasiones podemos sufrir una enfermedad.


Las enfermedades las podemos tratar con medicamentos, vacunas, antibióticos, cirugía o un trasplante.

Los medicamentos son sustancias que previenen, alivian o curan las enfermedades. Proceden de seres vivos o se crean en laboratorios.
Los medicamentos pueden tener efectos negativos, por eso solo los médicos los pueden recetar.

Las vacunas son unos medicamentos que se administran a personas sanas para protegerlas de enfermedades contagiosas.

Una vacuna contiene los agentes que causan la enfermedad, pero muertos o debilitados.
Estos se introducen en nuestro cuerpo, que los combate y así queda inmunizado contra esa enfermedad.

Los antibióticos son sustancias que resultan tóxicas para las bacterias, pero resultan inofensivas para las personas.
Son muy eficaces para combatir las infecciones bacterianas.


Sólo debemos usar los antibióticos cuando un médico nos los receta y tomarlos solo el tiempo que él nos indica.


Si abusamos de los antibióticos, las bacterias se vuelven resistentes a ellos y ya no nos curan esa enfermedad.

La cirugía cura los tipos de enfermedades que no se pueden curar con los medicamentos.
El cirujano accede al interior de nuestro cuerpo para curarnos.

Actualmente muchas operaciones de cirugía se realizan con ayuda de cámaras o instrumentos muy avanzados que se introducen a través de un pequeño orificio y así los pacientes se recuperan más fácilmente.

Algunas enfermedades requieren para su curación un trasplante para remplazar los órganos que están dañados que no se pueden curar. Así se curan enfermedades del corazón, hígado o riñón.

Los órganos para el trasplante proceden de personas muertas en accidentes y que han expresado su voluntad de donar sus órganos.


España es el país con mayor cantidad de donantes, pero su número siempre es insuficiente para las necesidades que existen.