1
EL APARATO CIRCULATORIO
Florentino Sánchez Martín


El aparato circulatorio se encarga del transporte de las sustancias nutritivas y del oxígeno por todo el cuerpo y de recoger las sustancias de desecho y el dióxido de carbono.


El aparato circulatorio consta del corazón y de los vasos sanguíneos.


El corazón es un órgano hueco y musculoso, encargado de impulsar la sangre por todo el cuerpo.
Tiene cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos


El corazón tiene cuatro cavidades: dos aurículas, que reciben la sangre; y dos ventrículos, de los que sale la sangre. La aurícula y el ventrículo del mismo lado del corazón están comunicados por una válvula.
Por fuera el corazón está protegido por un tejido muy resistente llamado pericardio.


El corazón funciona como una bomba que impulsa la sangre para que se mueva por los vasos sanguíneos.
El corazón realiza dos movimientos para impulsar la sangre: la sístole y la diástole.


- Durante la sístole, el corazón se contrae e impulsa la sangre hacia las arterias.
- Durante la diástole, el corazón se relaja y se llena con la sangre que llega por las venas.


Los vasos sanguíneos son conductos en forma de tubo por donde circula la sangre por todo el cuerpo.
Son de tres tipos: las arterias, las venas y los capilares.


Las arterias son los vasos sanguíneos que conducen la sangre que sale del corazón.


Las venas son los vasos sanguíneos que llevan la sangre desde los tejidos hasta el corazón.


Los capilares son vasos sanguíneos cortos y finos que unen las arterias y las venas y llegan a todas las partes de nuestro cuerpo.