1
EL APARATO DIGESTIVO
Florentino Sánchez Martín


El aparato digestivo se encarga de realizar la digestión de los alimentos.

El aparato digestivo consta de dos partes: el tubo digestivo y las glándulas anejas.


El tubo digestivo es un conducto muy largo por el que pasan los alimentos.

Consta de la boca, la faringe, el esófago, el estómago, el intestino y el ano.


Las glándulas anejas son órganos que se encuentran fuera del tubo digestivo y producen líquidos que ayudan a la digestión.
Son las glándulas salivales, el hígado y el páncreas.


La boca es el órgano donde comienza la digestión.
En la boca están los dientes, la lengua y las
glándulas salivales.
La faringe y el esófago son tubos por los que pasan los alimentos.


El estómago es un órgano con forma de bolsa donde se acumulan los alimentos una vez ingeridos.
En la entrada del estómago hay una válvula llamada cardias y en su salida, otra válvula llamada píloro.
El estómago fabrica el jugo gástrico.


El intestino es un tubo que tiene una longitud de unos siete metros y medio, y se divide en dos tramos: el intestino delgado y el intestino grueso.


El intestino delgado es un tubo que sale del estómago y tiene una longitud de unos seis metros.
En el intestino delgado se distinguen tres partes: el duodeno, el yeyuno y el íleon. Fabrica el jugo intestinal.


El intestino grueso es un tubo a continuación del intestino delgado y tiene una longitud de un metro y medio aproximadamente.
En el intestino grueso se distinguen tres partes: el colon, el ciego y el recto.


- El ano está al final del recto y por él se eliminan las heces.
- Las glándulas salivales fabrican la saliva.
- El hígado fabrica la bilis.
- Y el páncreas fabrica el jugo pancreático.