1
LA DIGESTIÓN
Florentino Sánchez Martín



El proceso digestivo consiste en transformar los alimentos para conseguir los nutrientes que contienen.
Se realiza en el aparato digestivo.



El proceso digestivo consta de tres pasos: la digestión, la absorción y la eliminación de los desechos.


La digestión es el proceso por el que los alimentos se dividen en sustancias sencillas aprovechables por el organismo. La realiza el aparato digestivo.
La digestión se realiza en la boca, en el estómago y en el intestino delgado.


En la boca, se mastican los alimentos y se mezclan con la saliva. Así se forma el bolo alimenticio, que pasa por la faringe y el esófago y llega al estómago.


En el estómago los alimentos se mezclan con los jugos gástricos y forman una papilla llamada quimo.
Los alimentos se dividen en sustancias más sencillas.
El quimo sale por el píloro y llega al intestino delgado.


En el intestino delgado, el quimo se mezcla con los jugos intestinales, los jugos pancreáticos y la bilis, procedente del hígado, y se forma el quilo.
El quilo es una papilla en la que están separadas las sustancias necesarias para vivir.


La absorción es el paso de las sustancias aprovechables de los alimentos a la sangre. Se produce en el intestino delgado.
Los nutrientes atraviesan la pared del intestino delgado y pasan a los vasos sanguíneos.
Las sustancias de desecho pasan al intestino grueso.


La eliminación de desechos consiste en la expulsión de las partes no aprovechables de los alimentos, que forman las heces.
Las heces se acumulan en el intestino grueso y se eliminan por el ano.