1
LA MUSCULATURA
Florentino Sánchez Martín


La musculatura es el conjunto de todos los músculos del cuerpo.
Los músculos son unos órganos elásticos: se contraen y se relajan.


La musculatura cumple las siguientes funciones:
- Participa en los movimientos corporales.
- Contribuye a dar forma al cuerpo.
- Y protege algunos órganos.


Podemos distinguir tres tipos de múculos: Los músculos esqueléticos, los músculos lisos y el músculo cardíaco.


Los músculos esqueléticos son los músculos que realizan movimientos voluntarios.


Los músculos esqueléticos nos permiten movernos y desplazarnos de un lugar a otro y están unidos a los huesos, a otros músculos y a las articulaciones.
El bíceps, los gemelos o el trapecio.


Los músculos lisos son los músculos que realizan movimientos involuntarios.
Se encuentran en casi todos los órganos internos, como el esófago, el intestino o las arterias.

El músculo cardíaco es el músculo que se encuentra en el corazón.
Late de forma involuntaria durante toda la vida, sin parar.

Los músculos realizan dos movimientos: uno de contracción y otro de relajación.
- Cuando los músculos se contraen, se hacen más cortos y más gruesos y tiran de los huesos.
- Cuando los músculos se relajan, recuperan su tamaño y forma original y los huesos vuelven a su posición inicial.


El aparato locomotor está constituido por el esqueleto y la musculatura.
El aparato locomotor se encarga de los movimientos y de los desplazamientos del cuerpo.


En cada movimiento interviene una pareja de músculos, que se llaman antagonistas porque actúan de manera opuesta, uno de contrae y el otro se relaja. Por ejemplo el bíceps y el tríceps del brazo.