1
LA FECUNDACIÓN
Florentino Sánchez Martín


Las células sexuales son las células que intervienen en la función de reproducción.
Hay dos tipos de células sexuales: los óvulos y los espermatozoides.


Los óvulos son las células sexuales femeninas y son fabricadas por los ovarios. Son células grandes y redondeadas.
Los óvulos empiezan a producirse desde la pubertad.


Cada 28 días comienza a madurar un óvulo en uno de los dos ovarios y pasa a las trompas de Falopio.
Si el óvulo no es fecundado por un espermatozoide sale acompañado de un pequeña hemorragia, llamada menstruación o regla.


Los espermatozoides son las células sexuales masculinas y se forman continuamente en los testículos.
Son células pequeñas de forma alargada con una cabeza, un cuello y una cola que emplean para desplazarse.


A diferencia de los óvulos, los espermatozoides se producen de forma continua desde la pubertad y en grandes cantidades.


La fecundación es la unión de un óvulo y un espermatozoide para formar un nuevo ser.
Se realiza en las trompas de Falopio del aparato reproductor femenino.


La unión del óvulo y el espermatozoide da origen a una célula llamada cigoto, que se va dividiendo hasta formar el embrión, que llega al útero y se fija en su pared.