1
ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
Florentino Sánchez Martín

En los ecosistemas acuáticos los seres vivos están rodeados de agua. Hay dos tipos de ecosistemas acuáticos los marinos y los de agua dulce.


Los ecosistemas marinos se caracterizan por la salinidad y por el movimiento continuo del agua debido al oleaje, las mareas y las corrientes.
En los ecosistemas marinos distinguimos las playas, las costas rocosas y el mar abierto.

Las playas están influidas por las mareas y las olas. Hay aves, como las gaviotas y animales enterrados en la arena, como los gusanos y las pulgas de mar.

Las costas rocosas hay abundantes algas y numerosos animales como estrellas de mar, pulpos, anémonas y peces como los meros o las morenas.

El mar abierto se encuentra lejos de la costa y sus aguas son muy profundas. Viven medusas, tortugas marinas, peces como la sardina, atún o tiburón y mamíferos como las ballenas o los delfines.

Los ecosistemas de agua dulce están formados por los ríos, los lagos, las lagunas y los estanques.

El agua de los ríos está en continuo movimiento y los animales que viven en él deben adaptarse a la fuerza de la corriente. En los ríos viven muchos animales como nutrias, mirlo acuático, peces y muchas larvas de animales invertebrados.

En las lagunas, el agua está estancada. En ellas crecen plantas como espadañas, carrizos o juncos y animales como la fochas, garzas, somormujos, ranas, galápagos, libélulas…