1
ECOSISTEMAS TERRESTRES
Florentino Sánchez Martín

En los ecosistemas terrestres los seres vivos están en el suelo y rodeados de aire. Hay varios tipos de ecosistemas terrestres, entre ellos se encuentran los bosques, las praderas de montaña, los desiertos y las estepas.

El bosque es un ecosistema en el que la vegetación que más abunda son los árboles. Los árboles proporcionan cobijo y alimentos a muchas aves, mamíferos y roedores.
Hay dos tipos fundamentales de bosques: el bosque atlántico y el bosque mediterráneo.

El bosque atlántico está formado por árboles de hoja caduca como las hayas, los castaños, los arces y los robles.
Se da en las zonas de clima cálido y húmedo. Abundan los animales como el oso, el lobo y el urogallo.

El bosque mediterráneo está formado por árboles de hoja perenne como las encinas y los alcornoques.
Se extiende por las zonas secas y cálidas. Viven animales como el lince, el conejo, el águila imperial y la paloma.

La pradera es un ecosistema donde predominan las hierbas. Suelen tener suelos fértiles donde crecen abundantes pastos que sirven de alimento al ganado.

Se extiende por las zonas de montaña con inviernos fríos y bastante humedad. Viven muchos animales invertebrados, como mariposas, saltamontes; marmotas, topillos y aves.

El desierto es un ecosistema con escasez de agua, suelos pobres y temperaturas extremas. La mayoría son enormes extensiones de arena. La vegetación es escasa y hay pocos animales. Se da en lugares de clima muy seco.

La estepa es un ecosistema con escasa vegetación y temperaturas extremas. Es una enorme extensión de terreno llano con algunas hierbas y arbustos y escasos árboles. Se extiende por climas secos y en ella viven animales como la liebre, alondra, avutarda y ratones.