1
HIGIENE DE LA CIRCULACIÓN Y EXCRECIÓN
Florentino Sánchez Martín

Las enfermedades que afectan al aparato circulatorio son frecuentes y graves. Las más conocidas son la arterioesclerosis y el infarto de miocardio.

La arterioesclerosis consiste en el endurecimiento de las arterias porque en su interior se deposita grasa. Así se estrecha la arteria que puede llegar a taponarse y no dejar pasar a la sangre.

El infarto de miocardio consiste en que una parte del corazón se queda sin riego sanguíneo.
Se produce cuando una arteria coronaria se tapona y no le llega sangre al corazón.

Las enfermedades del corazón están muy relacionadas con los hábitos de vida de las personas. Por eso debemos mantener una serie de hábitos saludables: tomar una dieta saludable, hacer ejercicio físico y no consumir alcohol ni tabaco.


La dieta es fundamental para la salud de las personas.
Para cuidar nuestro aparato circulatorio debemos: no tomar demasiados hidratos de carbono y grasas por producir obesidad, evitar las grasas de origen animal y evitar tomar demasiada sal.


Para mantener saludable el aparato excretor debemos: beber suficiente agua y mantener limpia la piel.


Se recomienda beber al menos un litro y medio de agua; porque así nuestros riñones funcionan mejor.

La piel es una barrera para la entrada de bacterias y en ella se encuentran las glándulas sudoríparas. Por este motivo, debemos mantener limpia nuestra piel.