1
ELEMENTOS Y FACTORES DEL CLIMA
Florentino Sánchez Martín

Para conocer el clima es necesario observar las precipitaciones, las temperaturas, la presión atmosférica y los vientos a lo largo de muchos años.

La temperatura es la cantidad de calor que tiene el aire.
Se mide con el termómetro y se expresa en grados centígrados (ºC).
Al estudiar el clima de un lugar, debemos medir las temperaturas máximas, medias y mínimas.


Las precipitaciones son la cantidad de agua que cae en un lugar. Se miden con el pluviómetro y se expresan en litros por metro cuadrado (l/m2).


Al estudiar el clima de un lugar, debemos medir la cantidad total de precipitaciones al año y cómo se reparte en las estaciones.


Los factores que influyen en el clima de un lugar son: la distancia al mar, el relieve y la distancia al ecuador.


Las zonas próximas al ecuador son las que más calor reciben y los polos las que menos. Por eso las temperaturas disminuyen según nos alejamos del ecuador.


El agua se calienta y se enfría más lentamente que la tierra. Por eso, el mar hace que las temperaturas de la costa sean más suaves.


Las zonas de montaña suelen tener temperaturas más bajas y precipitaciones más abundantes que las zonas bajas.


En la Tierra se distinguen cinco zonas climáticas: una zona cálida, dos zonas templadas y dos zonas frías.

La zona cálida se encuentra entre los dos trópicos.
Es la zona que recibe los rayos del Sol de forma más perpendicular. Las temperaturas son elevadas durante todos el año.

Las zonas templadas se encuentran entre los trópicos y los círculos polares. Hay una en cada hemisferio.
Los rayos solares llegan inclinados y las temperaturas son menores.


La inclinación de los rayos solares cambia a lo largo del año y así se producen las estaciones: primavera, verano, otoño e invierno.

Las zonas frías están situadas dentro de los círculos polares. Hay una en cada hemisferio. Los rayos solares caen muy inclinados durante todo el año y las temperaturas son siempre muy bajas.