1
LOS TEJIDOS
Florentino Sánchez Martín


En los animales podemos encontrar varios tipos de tejidos que realizan distintas funciones: el tejido óseo, el tejido nervioso, el tejido muscular, el tejido adiposo, el tejido sanguíneo y el tejido epitelial.



El tejido óseo se compone de las células óseas. Forma los huesos y tiene función de soporte.

El tejido nervioso está formado por neuronas. Su función es llevar información
al cerebro y respuestas al resto del cuerpo.



El tejido muscular se compone de células musculares y se encarga del movimiento.



El tejido adiposo está formado por células adiposas y está especializado en acumular grasas.



El tejido sanguíneo está formado por las células sanguíneas. Se encarga de transportar sustancias.

El tejido epitelial está formado por las células epiteliales. Da lugar a la piel y tiene función protectora.


En la rama de un árbol podemos encontrar casi todos los tipos de tejidos vegetales: tejido epidérmico, tejido conductor, el súber y el parénquima.



El tejido epidérmico tiene función protectora de las hojas y los tallos jóvenes.


Los tejidos conductores se encuentran en el interior de los troncos, los tallos y los nervios de las hojas. Su función es transportar sustancias.



El súber es la corteza, que se encuentra en los tallos y en las raíces viejas. Tiene función protectora.


El parénquima tiene dos funciones: en él se realiza la fotosíntesis y también almacena sustancias.


El meristemo es un tejido de crecimiento, en el ápice de las raíces y de los tallos.