1
GUERRA CIVIL 1936-39
Florentino Sánchez Martín

Las reformas del gobierno de la República produjeron numerosos enfrentamientos.
Estos enfrentamientos provocaron el golpe de Estado del general Franco que terminó con el gobierno de la República.

El 18 de julio de 1936, el general Francisco Franco, apoyado por una parte del ejército y por todos los que se oponían a las reformas de la República, dio un golpe de Estado contra el gobierno. Este hecho fue el inicio de la Guerra Civil, que se prolongó hasta 1939.


La población española se dividió en dos bandos:
- El bando republicano. Apoyó al gobierno de la República, que era el legítimo.
- El bando sublevado. Llamado nacional, apoyó al golpe de Estado del general Franco.

Después de más de dos años de guerra, el ejército del bando nacional había ocupado casi todo el territorio de España.
El día 1 de abril de 1939, la guerra había terminado y a partir de este momento se estableció como forma de gobierno una dictadura.

Como todas las guerras, la Guerra Civil española fue un tiempo de sufrimiento en el que se combinaron el hambre, el miedo y la destrucción.

La escasez de alimentos hizo que las autoridades limitaran el consumo de productos básicos (pan, aceite…) a una cantidad mínima por persona.

El temor a los combates y a los bombardeos llevó a muchos ciudadanos a abandonar sus hogares y huir de las zonas en conicto en busca de protección.

La destrucción de viviendas, infraestructuras e industrias dio lugar a una gran crisis económica que se prolongó durante muchos años después de la guerra.

Las consecuencias fueron dramáticas: cientos de miles de muertos y exiliados, cuantiosas pérdidas económicas y una sociedad dividida en vencedores y vencidos.