1
LA SEGUNDA REPÚBLICA
Florentino Sánchez Martín

En 1931, tras la dimisión de Primo de Rivera, se celebraron unas elecciones municipales. En ellas ganaron los partidarios de instaurar una república como forma de gobierno.
Por eso, el rey Alfonso XIII abandonó España y se proclamó las Segunda República.


El 14 de abril de 1931, después de que Alfonso XIII abandonara España, se proclamó la Segunda República
y se nombró presidente a Niceto Alcalá Zamora.

En 1931, se aprobó una nueva Constitución y se implantó un sistema político democrático, en el que se estableció, entre otras cosas: el sufragio universal, la separación entre el Estado y la Iglesia y la creación de regiones autónomas.

Por primera vez se reconocía el derecho a votar a las mujeres. España fue uno de los primeros países europeos en los que se reconoció este derecho a las mujeres.


La Constitución de 1931 estableció la separación entre el Estado y la Iglesia.
La religión católica dejó de ser la religión oficial en España.




La Constitución de 1931 estableció la creación de regiones autónomas. En 1932 se aprobó el Estatuto de Autonomía de Cataluña y en 1936, el del País Vasco.



Durante los primeros años de la República se llevó a cabo una amplia política de reformas con el objetivo de modernizar el país: la reforma agraria, la reforma de la enseñanza y la reforma laboral.


Con la reforma agraria se repartieron tierras entre las familias de campesinos para mejorar sus condiciones de vida y, a la vez, aumentar la producción agrícola.



Con l
a reforma de la enseñanza se construyeron miles de escuelas por todo el país para impulsar la educación.



Con la reforma laboral, entre otras medidas, se estableció un salario mínimo y se redujo la jornada laboral.

Muchas de estas reformas no fueron aceptadas por una parte de la población. La situación se hizo cada vez más inestable y los enfrentamientos entre los partidarios de la República y sus enemigos se volvieron cada vez más frecuentes y violentos.

Las reformas del gobierno de la República produjeron numerosos enfrentamientos.
Estos enfrentamientos provocaron el golpe de Estado del general Franco que terminó con el gobierno de la República.