1
LAS PERSONAS Y EL AGUA
Florentino Sánchez Martín


El agua es necesaria para las personas y la utilizamos en los hogares y en muchas otras actividades: en el deporte, para fabricar productos y en la agricultura y la ganadería.


Para poder utilizar el agua es necesario construir algunas instalaciones: emblases y canales, plantas potabilizadoras, alcantarillado plantas depuradoras y plantas desaladoras.


Los embalses tienen presas o muros que contienen agua de un río.
Los canales son conductos que llevan agua desde los ríos y los embalses hasta los campos de cultivo.


Las plantas potabilizadora son instalaciones donde se eliminan del agua las sustancias que nos perjudican. Luego se distribuye por tuberías hasta las casas.


El alcantarillado es un conjunto de tuberías que conducen el agua utilizada hasta la planta depuradora.


La planta depuradora es una instalación en la que el agua usada se filtra y se limpia y se devuelve a los ríos.


En las plantas desaladoras se elimina la sal del agua marina y la convierten en agua potable. Luego se distribuye por tuberías.


El agua dulce y potable es escasa; por eso, debemos usarla de una manera responsable. Para ello, podemos realizar dos acciones: ahorrar agua y no contaminar el agua.


Cuando usemos agua debemos emplear solo la cantidad necesaria y debemos prestar atención a no gastar agua sin necesidad: cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes, ducharnos en vez de bañarnos, cerrar bien los grifos después de usarlos…


No debemos arrojar al agua basura o residuos, pues deja de ser potable y perjudica a los seres vivos que la necesitan.
Las aguas que ya han sido utilizadas por las personas se deben depurar para que los ríos y mares estén limpios.